PERDER NO TE HACE MÁS FUERTE

La frase “perder te hace más fuerte”, suele tener el valor de dar una salida rápida para soltársela al pobre deportista que acaba de ser derrotado. Pero solo es eso, una frase más del catálogo de FRASES PROFUNDAS muy de moda entre la pseudo-psicología.


La realidad es que perder no es más que una simple consecuencia, un resultado que se da después de una serie de acontecimientos o actuaciones. Por lo tanto, su valor es tan relativo que pocas afirmaciones se pueden hacer al respecto que puedan contener una verdad más o menos general.


De hecho, si nos fijamos en las mejores generaciones de deportistas de nuestro país, pocas derrotas han conocido durante toda su carrera: La generación de oro del basket que ha conquistado varios eurobaskets, el mundial y las platas olímpicas (con sabor a oro), empezó ganando el mundial junior; los campeones europeos y mundiales de fútbol también lograron éxitos en su juventud (además el núcleo de ese grupo también disfrutaron de éxitos en sus clubes); y la lista sigue con Nadal, Alonso, Marc Márquez, Lorenzo o Contador, los cuales ya disfrutaron de éxitos en sus primeras etapas en sus respectivos deportes. Parece que en su lugar, lo que les ha hecho fuertes, ha sido la victoria y el acostumbrarse a estar en lo más alto del pódium.


Y al revés también ocurre. Los deportistas se acostumbran a perder, en una especie de indefensión aprendida, que provoca que al mínimo revés durante un partido/enfrentamiento/prueba, ya anticipe la derrota y se “deje llevar” asumiendo la derrota en las primeras fases del partido. De hecho, la primera información que muchas veces se busca del próximo rival es su número de victorias/derrotas.


Por tanto, ¿qué hago con la derrota? La respuesta es muy simple, y es lo que subyace a uno de los pilares de la psicología deportiva, NADA. Nada, ya que es una consecuencia, es la etiqueta que se da AL ACABAR el partido. Y la atención del deportista debe estar en lo que a él le concierne, que es el pre-partido y el partido en sí.


Por eso, DA IGUAL ganar o perder, la clave de un CAMPEÓN está en seguir creciendo día a día, y eso incluye analizar siempre sus actuaciones (yendo más allá del resultado) para conocer lo que se hizo bien, lo que se pudo hacer mejor y lo que directamente no se hizo.


En definitiva, hay mil razones que te pueden conducir a la derrota, incluyendo las que poco tienen que ver contigo (por muy bien que lo hiciera, creo que a día de hoy tendría nulas opciones en un 1vs1 contra Pau Gasol), por tanto cuanto más aleje mi atención del resultado final, y la consiga centrar en analizar cómo fue mi desempeño, más cerca estaré de ser más FUERTE para la próxima ocasión.


Y esa es una de las CLAVES del crecimiento deportivo, centrarse en la TAREA. No es una clave para GANAR, es una clave para el ÉXITO, entendido como llegar a ser tu mejor posible.


Recent Posts
Archive